Fatro Von Franken
English version Contacto Inicio

NovedadesProductosLa Empresa

El Balance Energético Negativo en la Vaca Lechera


HomepageInformación Técnica › El Balance Energético Negativo en la Vaca Lechera

El Balance Energético Negativo en la Vaca Lechera

Durante la lactación temprana ,la cantidad de energía requerida para mantenimiento y 
producción de leche excede la cantidad de energía que la vaca puede obtener de la dieta. 
Es un estado fisiológico de los bovinos que se da al parto y se extiende a la lactancia temprana. Las razones de este desbalance se producen por no cubrirse los requerimientos nutricionales energéticos que en ese momento aumentan notablemente.

En una primera etapa la vaca para compensar este déficit hecha mano de sus reservas 
de energía en el hígado (glucógeno) hasta agotarlas. 
Posteriormente el animal comienza a movilizar reservas de tejido graso (pérdida de peso) que llegan al hígado bajo la forma de ácidos grasos que son oxidados para 
obtener energía (aquí juega un rol fundamental la carnitina) o los transforma en lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) para mantener el suministro de energía a otros tejidos. Saturada su capacidad los ácidos grasos los deposita como triglicéridos (esteatosis hepática o hígado graso). 
En medio de todo este proceso el Hígado se encuentra trabajando a full, tratando de sobrellevar este trance, poniendo todo su arsenal de respuestas compensatorias: 
- Neoglucogénesis (formación de glucosa) 
- Formación de lipoproteínas para ser exportadas a otros órganos como fuente de energía. 
- Formación de triglicéridos de depósito 
- Oxidación de ácidos grasos y formación de cuerpos cetónicos. 

Y mientras tanto debe cumplir con todas sus demás funciones : 
- detoxificación del amoníaco (ureagénesis), metabolismo de hormonas y 
vitaminas, producción de bilis, producción de plasma y proteínas, producción 
de factores de la coagulación, etc. 
Si su capacidad se excede hacen su aparición los signos clínicos de Cetosis, 
Esteatosis hepática o Intoxicación amoniacal. 

Pero aún si no aparecen estos evidentes signos de enfermedad, este exceso 
de trabajo le impide realizar eficientemente sus funciones; repercutiendo sobre otros órganos y sistemas, ocasionando trastornos de otros tipos:

Medidas de Prevención 
Las medidas de prevención son dos :

1. Nutrición: Asegurar una adecuada nutrición de la vaca en el período de seca que tiene requerimientos distintos a la lactación, que no significan que sean de menor importancia. 
2. Terapéutica: Debido a la altísima especialización productiva de la vaca lechera nos vemos obligados a recurrir al uso de productos terapéuticos a fin de apuntalar esta afinada maquinaria. El desarrollo de productos especialmente formulados para el tratamiento del Balance Energético Negativo, Cetosis, Intoxicación amoniacal, Stress oxidativo e Hígado graso (ej. METABOLASE) nos permiten hoy tener una herramienta de prevención de este fenómeno, que administrándose al momento del parto ( 250 ml EV o SC) nos asegura una rápida provisión de energía así como también un arsenal de sustancias activas necesarias para restablecer las funciones hepáticas alteradas, que repercuten negativamente en la lactancia que se inicia.

Inicio | Información Técnica | Áreas de Comercialización | La Empresa | Instalaciones | Productos | Novedades | Contacto
Von Franken S.A.I.C. | Gral. Lavalle 2247/49 (1602), Florida, Buenos Aires | consultas@fatrovonfranken.com.ar
Tel: (+54 11) 4797-5544 (líneas rotativas) | Fax: (+54 11) 4797-8257